jueves, 11 de octubre de 2012

Investigación sobre receptores celulares gana Premio Nobel de Química 2012

Por Patrick Lannin y Alistair Scrutton
ESTOCOLMO (Reuters) - Dos científicos estadounidenses ganaron el miércoles el premio Nobel de Química del 2012 por una investigación sobre cómo responden las células del cuerpo a estímulos externos que está ayudando a desarrollar mejores medicamentos para combatir enfermedades como la diabetes, el cáncer y la depresión.
La Real Academia Sueca de Ciencias dijo en un comunicado que el premio de 8 millones de coronas suecas (1,2 millones de dólares) fue para Robert Lefkowitz y Kobilka Brian por descubrir el funcionamiento interno de los receptores acoplados a proteínas G, que permiten a las células responder a mensajes químicos como los flujos de adrenalina.
"Alrededor de la mitad de los medicamentos actúan a través de estos receptores, entre ellos los bloqueadores beta, los antihistamínicos y varios tipos de medicamentos psiquiátricos", dijo el comité.
El desarrollo de mejores formas para llegar a los receptores, llamados GPCR, es de sumo interés para las compañías farmacéuticas y de biotecnología.
Lefkowitz, de 69 años, dijo en una conferencia de prensa telefónica que estaba durmiendo cuando llegó el llamado de Suecia.
"No lo escuché -debo contarles que uso tapones en los oídos para dormir. Entonces mi esposa me despertó. Y ahí estaba, una sorpresa absoluta", dijo el científico, quien agregó que no tiene idea de qué hará con el dinero del premio que comparte con Kobilka.
Kobilka, de 57 años, vivió el inicio de su carrera en el laboratorio de Lefkowitz en Duke.
"Es curioso. Puedo decirles honestamente que recién alrededor de una hora después de que sucedió todo caí en la cuenta por primera vez de que es mucho dinero", dijo a Reuters más tarde desde su casa en Durham, Carolina del Norte.
"Es más de 1 millón de dólares para compartir con Brian Kobilka. No tengo idea. Como dicen, no se trata del dinero", agregó.
Kobilka dijo que cuando recibió la primera llamada de Estocolmo, pensó que era un número equivocado.
"Luego, sonó nuevamente. Uno es felicitado por los miembros del comité sueco y las cosas pasan muy rápido", dijo en una entrevista telefónica desde su hogar en Palo Alto, California.
Kobilka manifestó que estaba siendo reconocido fundamentalmente por su trabajo en la determinación de la estructura de los receptores y cómo lucen en tres dimensiones.
"Probablemente la pieza de más alto perfil del trabajo fue publicada el año pasado, donde tenemos una estructura de cristal del receptor activando a la proteína G. Es captada en el acto de señalización a través de la membrana", precisó.
"EL SANTO GRIAL"
Sven Lidin, profesor de química inorgánica de la Universidad de Lund y presidente del comité que otorga el premio, dijo en una conferencia de prensa que el hallazgo había sido clave para la investigación médica.
"El conocer el aspecto de éstos (los receptores) y cómo funcionan nos proporcionará las herramientas para producir mejores medicamentos con menos efectos secundarios", agregó Lidin.
Los receptores eran "el santo grial de la investigación sobre las membranas de las proteínas", dijo Mark Sansom, profesor de biofísica molecular de la Universidad de Oxford.
Los GPCR están relacionados con una amplia gama de enfermedades, dado que juegan un rol central en muchas funciones biológicas del cuerpo, pero desarrollar nuevos fármacos que apunten a ellos de manera precisa ha sido difícil debido a una falta de comprensión clave sobre cómo funcionan.
Los expertos señalan que el trabajo de los ganadores del Premio Nobel ha abierto la puerta a la creación de mejores medicinas.
Los medicamentos que apuntan a los GPCR tienen potencial en el tratamiento de las enfermedades que involucran al sistema nervioso central, las cardiopatías y los trastornos metabólicos e inflamatorios.
Mark Downs, presidente ejecutivo de la Sociedad Británica de Biología, dijo que los investigadores habían cubierto un terreno importante en más de una disciplina.
Johan Aqvist, profesor de química de la Universidad de Uppsala, en Suecia, dijo que Lefkowitz eras "el padre de todo este campo".
"De los aproximadamente 1.400 fármacos que existen en el mundo, unos 1.000 de ellos son pequeñas píldoras que uno consume, y la mayoría de ellas están basadas en estos receptores", dijo Aqvist a Reuters.
El Nobel de Química es el tercero de los galardones concedidos este año. Los premios por logros en las ciencias, la literatura y la paz se concedieron por primera vez en 1901 en conformidad con la voluntad del inventor de la dinamita y empresario Alfred Nobel. (1 dólar = 6,6125 coronas suecas)
Reuters Health

No hay comentarios:

Pincha aki